La extraña e inexplicable luz de O Facho en o San Mamede

Esta es la historia de un misterio sin resolver. Desde hace muchísimo tiempo los vecinos de varios pueblos de la comarca de Maceda ven una luz que brilla en la Sierra de San Mamed sin que nadie sepa explicar su origen. El misterio atrajo la atención de don Francisco Conde Valvís, quien en el año 1935 se propuso descifrar el enigma. Durante 14 días se instaló en el pueblo de Castro de Escuadro (Maceda), lugar señalado por todos como el punto en el que mejor se ve la luz. Provisto de un aparato Teodolito y un espectroscopio, todas las noches durante los 14 días, salía don Francisco en busca de la susodicha luz. Según los testimonios recogidos por él entre los vecinos de la zona, la luz tiene las siguientes características: Se ve de noche; es blanca, brillante e intermitente; se ve en cualquier época del año, aunque es más frecuente en invierno; puede durar minutos u horas; solo se ve desde lejos a una distancia mínima de 350 metros en la ladera derecha del arroyo La Teijeira. Aseguran haberla visto vecinos de Santa Eulalia, Vilar de Cas, Tioira, Zorelle, Maceda, Foncuberta, Almoite, Molgas, Froufe y otros. No se ve desde Santirso, debido a su situación. Todos la sitúan hacia el castro do Madrollo. Algunos creen que la produce la Virgen de Monte Medo, otros que es Dios señalando así la tumba de San Mamed y algunos hablan de fuegos fatuos. Los primeros en investigar el caso fueron los Padres Paúles, desde el Monasterio de Los Milagros, que aseguran que la luz está en Malamao sin aclarar cómo se produce.

Después de catorce días estudiando el terreno geológicamente, analizando las plantas de la zona, haciendo mil preguntas a los vecinos e incluso consultando a expertos nacionales en “cosas raras“, Conde Valvís no llegó a ninguna conclusión definitiva, barajando la posibilidad de que la luz fuera ocasionada por un fenómeno eléctrico producido por iones. Entre los consultados por don Francisco estaba el CSIC, que no acepta su hipótesis y argumenta que el origen puede estar “en los cristalitos del granito y en la luna”, pero que hay que demostrarlo. Conde Valvís rebate esa explicación del CSIC diciendo que la luz se ve incluso cuando no hay luna y que por allí no hay rocas brillantes. Finalizada su frustrada investigación, don Francisco publica unos artículos en La Región contando la experiencia. En 1943, los publica en un folleto de 16 páginas del que nos ocupamos hoy. En la actualidad, los vecinos de más edad recuerdan oír hablar de la misteriosa luz y la achacan a un tesoro oculto, según le contaron. Ninguno de ellos recuerda haberla visto nunca.

El autor Conde Valvís nació en Valverde de Allariz, en el pazo familiar, en 1899. Estudió Ingeniería eléctrica en Francia y fue un hombre sumamente culto e inquieto, que se formó de manera autodidacta como arqueólogo, campo en el que realizó numerosos y destacados trabajos en la provincia. En el Museo Provincial una sala lleva su nombre. Su padre fue quien instaló por primera vez la luz eléctrica en Ourense. (Fuente: Biblioteca Pública NOS).

https://www.laregion.es/articulo/ourense/extrana-inexplicable-luz-facho/202209132303511160319.html

Salir de la versión móvil